miércoles, 22 de septiembre de 2010

Coopetición - cómo mejorar tus resultados en tiempos de crisis

El término de coopetición no es algo nuevo, pero creo que viene muy al caso dados los tiempos que estamos viviendo.

En el día a día empresarial estamos muy acostumbrados a vivir con la competencia. A la lucha comercial encarnizada para competir por los clientes. Vemos a nuestra competencia como el peor enemigo que nos puede hacer naufragar y cerrar la persiana de nuestra empresa.

Sin embargo, puede que en algunas ocasiones no tengamos que ver a nuestra competencia como nuestros enemigos, si no más bien como nuestros colaboradores. Seguro que existirán muchas áreas de tu empresa en las que puedas buscar una cooperación con tu competencia y esto os ayude a los dos a obtener mayores beneficios. En algunos casos, puede ser en ahorro de costes. Otras veces, puede que os podáis unir para conseguir conjuntamente un proyecto comercial. A esta filosofía de trabajo es a la que se llama coopetición.

Pongamos un ejemplo, que aunque muy tonto, creo que es bastante didáctico.

Podríamos pensar en un negocio familiar como un restaurante. En el restaurante siempre tendrás que comprar bebida como refrescos, cervezas, etc., para acompañar tu magnífica cocina. Sin embargo, en la acera de enfrente coexiste otro magnífico restaurante que también tiene muy buena fama por su cocina. Este otro restaurante también necesitará aprovisionarse de las mismas bebidas que tú. Una buena estrategia cooperativa podría ser el llegar a un acuerdo con tu competencia para realizar la compra conjunta de bebidas, por lo que podríais obtener mayores descuentos con el distribuidor y vuestro margen aumentaría sustancialmente. Por otro lado, seguiríais compitiendo en lo que es vuestro núcleo de negocio, la cocina. Pero con esta cooperación, tendréis la ventaja de que los dos saldríais ganando.

Como puedes ver, este tipo de prácticas son muy beneficiosas y te ayudarán a maximizar tus resultados. Así que ahora, sólo te queda pensar en qué áreas de tu empresa puedes buscar una cooperación con tu competencia en la que consigas un win-win. Después, sólo queda ir a comentárselo. Los resultados pueden ser dos, pero los dos serán muy positivos: si tu competidor acepta, rápidamente conseguirás ganar más. Si no acepta, es bastante significativo de que no es muy inteligente, así que no le quedará mucho tiempo de vida en el mercado :).

2 comentarios:

gux dijo...

Una idea realmente interesante la de abaratar costes haciendo las compras conjuntas con tus competidores...

Opinando de Empresas dijo...

Pues sí :) y como digo, no es la única forma de cooperar con tu competencia. Igual, en un momento dado os puede interesar uniros para hacer un proyecto conjunto, que de otra manera, no podríais hacer nunca por separado.

Son buenas opciones para la crisis ;)

Related Posts with Thumbnails